El uso de las comillas en español

El uso de las comillas en español

A la hora de escribir cualquier texto siempre pueden surgir dudas con respecto al uso de las comillas. Son un signo ortográfico que se usa a menudo, y sin embargo aún hoy muchas personas no saben usarlas correctamente. Hoy hemos querido hablaros de todos los tipos que tenemos en el español y qué usos tienen.

Tipos de comillas

En castellano se usan tres tipos principales de comillas:

  • Comillas bajas: tienen otros nombres, como las comillas latinas, españolas o angulares. Tienen esta forma: «…». Escribirlas en un ordenador requiere un par de combinaciones de teclas: Alt + 174 para « y Alt + 175 para », si escribes en un ordenador con Windows. Por el contrario, si usas un ordenador Mac, tendrás que pulsar Alt + Shift + ´ para « y Alt + Shift + ç para ».
  • Comillas altas: también llamadas comillas inglesas, son las más conocidas. Se ven así: “…”. Escribirlas en el ordenador es mucho más sencillo que las comillas anteriores: Shift + 2. La distinción entre comillas de apertura y de cierre se hace automáticamente mientras escribimos.
  • Comillas simples: su uso es más común en los textos lingüísticos. Tienen esta forma ‘…’. Para escribirlas es aún más sencillo, no requiere combinación de teclas: solo hay que pulsar la tecla que está a la derecha del 0, que se ve así: ‘.

Cómo se usan las comillas en español

Ahora que ya conocemos las comillas que podemos usar en nuestro idioma. Ahora vamos a ver para qué se usa cada una y quién mejor nos lo puede enseñar es la RAE.

  • Para reproducir citas textuales. En este caso, el texto se escribe entrecomillado.
  • En los textos de carácter narrativo, se usan las comillas para reproducir los pensamientos directos que tienen los personajes.
  • Si se usa una palabra o expresión impropia o vulgar, también se entrecomilla. Un caso similar es cuando la expresión se usa irónicamente o con un sentido especial. En ocasiones también se entrecomillan palabras para indicar que provienen de un idioma diferente, pero para estos casos la RAE recomienda ponerlos en cursiva.
  • Para comentar un término en sentido lingüístico. En esta ocasión solo se usan en textos manuscritos, ya que en los textos impresos esto se hace con un estilo de fuente distinto a la normal del texto (por ejemplo, en cursiva).
  • Para citar los títulos de artículos, capítulos de libros, poemas o reportajes. En el caso de los títulos de libros, se usa un estilo distinto como en el uso anterior.

Para todos estos usos, la RAE dice que se empieza con las comillas latinas, y en el caso de que haya que usar dentro de la cita otras comillas, se usarán las altas.

  • Por último, en obras de carácter lingüístico, se usan las comillas simples para enmarcar los significados.

Esperamos que esta entrada en nuestro blog os haya sido de utilidad a todos. Nos gusta proporcionaros toda la información que os pueda servir de ayuda. ¡Seguid atentos a más publicaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *