Escrituras del trauma

Escrituras del trauma

Las escrituras del trauma, o mejor dicho, aquellos textos que han sido escritos por algún índice traumático que ha marcado al autor y su escritura. Este tipo de literatura es el objeto de estudio por parte de los Trauma Studies. Estos estudios forman una rama de la investigación interdisciplinar que se lleva a cabo en el King’s College London. La mayoría de estos textos tienden a una escritura caótica y fragmentaria, a un cuestionamiento y reflexión del lenguaje.

Cuando leemos un texto fragmentado, podemos observar  distintas fisuras que rompen la continuidad de la narración, posiblemente pueden ser marcas que emergen de un recuerdo violento. La violencia puede estar presentada por imágenes, flashes de memoria verbalizados en una escritura que se presenta como una grieta que esconde a otras grietas. Esto puede recordar a que literatura se escribe sobre la piel.

odilon-redon-el-corazon-del-soplon-1883

Odilon Redon, “El corazón del soplón”, 1883

La primera persona que hizo una monografía sobre su propio trauma fue Susan Brison. Tomó todas sus sensaciones que fueron marcadas por actos terribles de extrema violencia o de tortura para trabajar en su estudio. Los Trauma Studies han servido para desvelar las heridas, además de una historia íntima, de una historia colectiva. Los escritores, la mayoría de ellos, han sido supervivientes de una dictadura. En las últimas décadas se encuentran estudios sobre la dictadura de Argentina.  Estos estudios han ayudado a comprender la visión del otro que ha sido invisibilizado.

La crueldad es palpable en este tipo de textos. Podemos encontrar casos de violación, de tortura, de secuestros que fueron ocultados en una sociedad cerrada. Pero también se puede observar casos de depresión, de un recuerdo que ha traumatizado al autor como la pérdida de una persona cercana.

Podemos encontrar muestras literarias, cuyos autores hemos mencionado en anteriores entradas, por ejemplo Paul Celan. Se ha de recordar que a Paul Celan le persiguió el recuerdo de su madre asesinada en un campo de trabajo de Moldavia. Se puede observar en sus poemas el silencio como una forma que desvela el abismo que esconde el ser humano, un abismo que puede ser un refugio pero también un rincón de púas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *