Entrevista a May López

La novela Leyendas de los reyes olvidados: Kräal el último Rey Kiryon, es la primera obra de May López. Hoy hemos tenido la oportunidad de hablar con ella y poder realizarle una breve entrevista en la cafetería de su facultad y así poder conocer un poco sobre su obra.

May Lopez

May López, fotografía de Alonso Nacher

PREGUNTA. Creo que deberíamos comenzar por el principio. ¿Quién es May y cuándo decidiste que escribir era tu pasión?

RESPUESTA. Yo soy yo y mis circunstancias, como decía Ortega y Gasset, soy May, estudiante de cuarto de Estudios Ingleses, tengo casi 22 añitos. Según cuando salga esta entrevista tendré veintiuno o veintidós, cumplo el lunes… Y básicamente empecé a escribir porque tenía demasiadas historias dentro y tenía que sacarlas por algún lado.

 

P: Como todo buen escritor, la lectura debe ser un requisito, una fuente de inspiración, pero ¿cuáles son tus influencias?

R: Principalmente escritores que me marcaron siendo pequeña. Michael Ende, aunque sé que es una lectura que los niños de ahora teniendo siete u ocho años no leen, pero yo me leí la Historia interminable con ocho años. Obviamente, J. K. Rowling, la leí siendo muy jovencita y cuando descubrí a Laura Gallego, a Tolkien… fue el acabose.

 

P: ¿Qué va a encontrar el lector en Leyendas de los Reyes olvidados?  ¿De dónde nace este título?

R: Creo que es más importante empezar por el título, las leyendas de los reyes olvidados vienen de que en Athanalon, este mundo, hay varias etapas a lo largo de la historia. La que se corresponde a esta primera saga, la de los reyes olvidados, cuenta la historia de X reyes que fueron importantes para el momento «presente» del mundo, por las cosas que hicieron durante su pasado. Hay un periodo de tiempo tan largo entre cuando ellos vivieron y el momento actual, que por eso se les considera olvidados: porque apenas se sabe nada ellos. Por eso quería empezar por esta saga, quería empezar contando la historia de los primeros reyes, de esos reyes que fueron tan importantes para   Athanalon y que se perdieron en la historia porque nadie sabía que había pasado con ellos.  

Y encontrarán mucha fantasía, una lengua totalmente nueva y distinta, que espero que les guste, y creo que sobre todo van a encontrar comida. Me he dado cuenta de que he metido muchísimo la comida, pero como es un elemento tan importante en mi vida, todos los personajes aparecen en algún momento comiendo.

 

P: Los que ya conocemos un poco a tus personajes, sabemos que se alejan de los manidos estereotipos y creo que a todos les gustaría saber quién es Kräal y cómo lo definirías.

R: No es el típico héroe. A pesar de que yo le tenga mucho cariño, para mí Kräal es un «niñato», está en la edad del pavo, de lleno. No tiene ni idea de lo que está pasando, se ve metido de golpe y porrazo en una guerra que no es la suya, pero aun así desde pequeño se le inculcó unos valores de que él tenía que ser un protector para su gente, que tenía que ser lo suficientemente fuerte, maduro, para poder gobernar, para que su gente esté a salvo. Pero nunca lo ha podido poner en práctica porque se ha tirado 18 años encerrado en un castillo, sin poder ver que hay más allá de las murallas del Castillo del Sol. Entonces, en el momento en el que sale fuera y ve como es el mundo de verdad, se le viene todo encima. Hasta que no encuentra una razón para llevar a cabo eso que se espera de él, hasta que no decide que va a ser por ayudar a su familia, que no va a ser por  ayudar a su gente, independientemente que quiera ayudar a su gente. Va a ser el ver la situación de su familia lo que le impulsará a convertirse en lo que todo el mundo quiere que sea. Aunque en este libro no termina de desarrollarse del todo, porque el pobre no da para más.

 

P: Bueno, como ves, ya habíamos pensado en la lengua que aparece en Athanalon, una lengua propia, lo que se llama una lengua sintética. ¿Cuál es su origen? ¿Que raíz tiene?

R: Las lenguas romances actuales de Europa. Empecé sacando cositas del latín, muy básicas, pero tampoco quería complicarla demasiado. Tenía la intención de que la gente se interesase por la lengua, es más fácil una lengua que sea accesible al público que una lengua que tenga muchísimos entresijos o que sea relativamente complicada de aprender. Tiene cosas del español, del italiano, del francés y, como ya dijimos en la presentación, he cogido cositas del rumano, sobre todo de la fonética.

 

P: Hay que tener en cuenta que el Rumano se parece bastante al catalán y al español, son lenguas con un origen común, el latín, pero volvamos con nuestras cuestiones ¿Qué consejo les darías a las personas que te están leyendo y que quieren escribir pero no se atreven?

R: No hay que tener miedo, independientemente de que uno tenga la intención de publicar o no: uno escribe para sí mismo, no para los demás. Yo empecé escribiendo poemas cuando tenía ocho años y en ningún momento empecé en publicar. Es cierto que cuando eres pequeño a veces piensas «oh, quizás algún día me publiquen un libro». Si alguien tiene ese nervio, esa inquietud por escribir, que lo haga, independientemente del género. Es quitarse el miedo, saltar a la piscina y, bueno, que sea lo que Yanhaal quiera.

 

Esperamos que os haya gustado este acercamiento a May López. Los que queráis saber más sobre ella tenéis mucha más información en su blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *