Apuntes sobre el relato fantástico

Apuntes sobre el relato fantástico

La fantasía. ¿Quién no ha fantaseado alguna vez? Phantasticus proviene del griego phantasein, que significa hacer ver de forma aparente, producir ilusión. Hoy vamos a desperezarnos con una dosis de teoría. ¿Cómo funciona el interior de la maquinaria? Es claro que existe una pugna interna que nos provoca ese efecto inevitable. De este modo, podemos[…]

hollywood-573444_1920-1024x683

La guerra de los filmes o viceversa

El padre biológico del cine nació en Grecia. Los modelos mentales, asequibles en los esquemas comedia/tragedia (desenlace afortunado o infortunio final), hicieron del gran público y de la gran pantalla compañeros de adjetivo. Fue a partir del Holocausto y de la consecuente reacción bélica contra las Potencias del Eje cuando se aflojaron los grilletes, al[…]

descarga-2

La laguna de los indignados

¡Ay, indignados, indignados! ¡Cuántas lagunas veo por ahí! La indignación es mejor guardársela para las manifestaciones, o bien canalizarla yendo de misionero a algún punto al azar del globo. El activismo y la corrección política inmiscuyéndose en la literatura de ficción, aun siendo extremos que se tocan en ocasiones, casan tanto como el agua y[…]

opio

Literatura: opio y toxicomanía

Como Demócrito, da mayor crédito al ingenio que a la pobre arte y excluye del Helicón a los poetas sensatos (Horacio, Arte Poética) La historia de la literatura está plagada de historias malsanas, de embestidas contra la razón. Pensemos en pasiones como el amor encubierto, que termina derribando el muro de enemistad interpuesto entre los[…]

Baudelaire

Diabólica, un epíteto de la risa

«El Sabio tiembla de haber reído; el Sabio teme la risa como teme los espectáculos mundanos, la concupiscencia». Así se rebela Baudelaire en una de sus críticas de arte contra lo evidente: el humor se ha enjuiciado a conciencia como una actividad de ínfima categoría. Tal vez se deba a claros intereses políticos, la contingencia[…]

G.K. Chesterton

La fe mueve montañas, y encarcela criminales

Believe me, the sane and enduring democracy is founded on the fact that all men are equally idiotic. Créame, la democracia sana y verdadera se basa en el hecho de que todos los hombres son idiotas. La novela criminal tiene su séquito, un público sediento de intriga, de suspense, de persecuciones, de sangre, de sombras[…]

Don Quijote

Siguiendo las huellas del ingenioso hidalgo

Electrochoque, la gota china, el famoso tormento de agua que nunca pasa de moda, semejante a una bronca matrimonial o a una semana sin recreo siendo niño, gastroenteritis de tópicos literarios, dolor de muelas sin precedentes, el campamento de verano más coñazo de tu vida. Piensa en la mili, o en un primo segundo al[…]

James Joyce

Los dublineses en busca del cielo prometido

Por el momento, entre lo poco de Cabrera Infante que ha llegado a mis manos, se encuentra la única traducción que llegó a realizar y publicar, Dublineses (cuando vivió en Londres, supongo). La primera lectura, hace dos navidades, se me hizo extraña, pues leía siempre con la sensación de que el lenguaje iba impregnándose de[…]